La Clase G.

El número uno sobre cualquier terreno.

Más fuerte que una roca.

Una vista sobrecogedora. Ante nosotros se alzan tortuosos peñascos e imponentes farallones. Bloquean la visión, pero no el camino. Las ruedas de la nueva Clase G roturan el terreno y el  vehículo se mimetiza con el entorno, haciéndose uno con la naturaleza. Vigoroso, atraviesa el paraje baldío abriendo surcos en el desierto y desplaza literalmente montañas, piedra tras  piedra. Ahora, mejor que nunca.

Mercedes-AMG.

Deportividad en su máxima expresión. Esta línea está  formada por llantas de aleación AMG pulidas a alto brillo, listón protector exterior con insertos de efecto aluminio cepillado y ensanchamientos en los pasarruedas, y subraya el cariz deportivo del emblemático todoterreno. La elegancia deportiva prosigue en el interior, en donde se expresa en forma de un volante específico, alfombrillas AMG y  detalles en color rojo. El aire dinámico se completa con el sistema de escape deportivo y dos molduras adicionales en cromo de alto brillo en cada uno de los parachoques, delante y detrás.

Superior en carretera y fuera del asfalto.

Quien pretende conquistar el mundo entero no tiene más remedio que utilizar las carreteras. La nueva Clase G está perfectamente preparada para esta tarea. El tren de rodaje con  amortiguación adaptativa regulable mejora el confort y la sensación de conducción, tanto en carretera como fuera del asfalto. Con la nueva dirección directa, el conductor experimenta una desmultiplicación mucho más directa de la dirección. También han mejorado claramente la maniobrabilidad y la agilidad del vehículo. La nueva suspensión independiente mejora las prestaciones en carretera. Entre otras propiedades, la nueva Clase G permite en todo momento un control preciso y un guiado exacto de las ruedas.

Descargar catálogo

Para obtener más información acerca del GLE, descargue aquí su catálogo.